costo de la pastilla de plan b ventolin sin receta tablero americano de osteopathic de medicina interna

La articulación territorial del sector de la discapacidad: los CERMIS Autonómicos

smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon
Comprobada la importancia incuestionable de la realidad autonómica de España, que determina y condiciona la actuación del movimiento social de las personas con discapacidad, la labor del CERMI Estatal a escala de todo el Estado tiene su contrapartida natural y su complemento insustituible en la labor de los distintos CERMIS Autonómicos. El diferente ámbito territorial de una y otras y la atención a las singularidades de cada territorio no debe impedir una actuación coordinada de todos los representantes de las personas con discapacidad.
 
La vertebración, articulación y organización eficaz del movimiento asociativo de personas con discapacidad no se completará hasta que no se constituyan, se pongan en marcha y se incorporen al CERMI Estatal, como entidades miembro de pleno derecho, plataformas representativas en los distintos territorios que aún no cuentan con este tipo de organizaciones. En la actualidad, hay constituidos y en funcionamiento 17 de los 19 CERMIS Autonómicos posibles, 16 de los cuales forman parte del CERMI Estatal.
 
Toda plataforma territorial de representantes de discapacitados debe tener la aspiración de erigirse en el referente social de la discapacidad del territorio en el que opere, para lo cual debe constituirse y ser percibida como el interlocutor válido y legítimo de los ciudadanos con discapacidad a los que representa.
 
Una de las actividades más significativas de los CERMIS Autonómicos es la de promover el respeto y vigilar el cumplimiento de los derechos y libertades ciudadanas de las personas con discapacidad, combatiendo las situaciones de discriminación y alentando una igualdad real y efectiva para estos ciudadanos.
 
La actuación de los CERMIS Autonómicos se concreta fundamentalmente en propuestas dirigidas a los poderes públicos del territorio para su posterior negociación y traducción en medidas operativas (normas jurídicas, presupuestos, programas y acciones, etc.). Cuentan con una estructura técnica y operativa acorde con su dimensión y actividad, que ha de estar al servicio de sus objetivos estratégicos, y cumplir rigurosamente las obligaciones formales a las que están sometidas las entidades representativas en función de su configuración jurídica.
 
Cada plataforma territorial tiene definidos los niveles de interlocución institucional, política, económica y social en los que se desarrollará su actividad, estableciendo canales estables y fluidos con esas instancias político-sociales.

El CERMI Estatal y los CERMIS Autonómicos están en pie de igualdad, sin que exista entre el primero y los segundos ningún tipo de dependencia, tutoría o padrinazgo. Son Entidades iguales que desean colaborar y aunar esfuerzos con objeto de conseguir avances para los ciudadanos con discapacidad a escala estatal y territorial. El CERMI Estatal, por su mayor experiencia y más larga trayectoria, ofrece a los CERMIS autonómicos el apoyo y asesoramiento que pudieran necesitar.
 
Todos los ciudadanos españoles con discapacidad, con independencia del territorio en el que residan, tienen los mismos derechos y deben tener las mismas posibilidades de desarrollo, integración y participación sociales, por lo que tanto el CERMI Estatal como los CERMIS Autonómicos deben actuar por promover la igualdad y el mismo grado de desarrollo para todos los ciudadanos con discapacidad, mitigando diferencias y proscribiendo tratos de favor o discriminaciones entre los distintos ciudadanos.