costo de la pastilla de plan b ventolin sin receta tablero americano de osteopathic de medicina interna
CERMI Andalucía

CERMI Andalucía

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía) organiza el Curso Discapacidad, Género y Derechos Humanos: Un análisis desde la interseccionalidad, en colaboración con la Unidad para la Igualdad del Vicerrectorado de los Servicios Sociales y Comunitarios de la Universidad de Sevilla (US).

Esta curso es gratuito y está dirigido a estudiantes de la Universidad de Sevilla.

Inscripciones
: https://goo.gl/forms/KG6hc3Ngd5lX3yzW2

Para más información, llamar al 954 46 11 92 o mandar email a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .




El presidente del Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía), José Manuel Porras, ha asegurado que la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía “proporcionará derechos para el colectivo en todos los tramos de la vida, lo que redundará en una mejora de la calidad de vida de estas personas”.

“Todo esto emana de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que obliga al Estado y a las Comunidades Autónomas a que, de manera transversal, las leyes garanticen a todas las personas con discapacidad el goce pleno y el disfrute en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales”, manifestó el pasado viernes el presidente del CERMI Andalucía en una entrevista concedida al servicio de Radio de la Onda Local de Andalucía (OLA Radio).

José Manuel Porras hizo referencia a que en este texto normativo, recientemente aprobado por el Parlamento andaluz, se reconoce de manera específica el derecho de las personas con discapacidad en situación de dependencia a la asistencia personal para poder llevar una vida independiente, lo que “permitirá a estas personas insertarse en la sociedad como cualquier otro ciudadano”.

Para el presidente del CERMI Andalucía, los dos puntos importantes que contiene la ley son: por un lado, lo que tiene que ver con la inserción educativa y laboral; por otro, el tema de la accesibilidad. En este sentido, “todos juntos, Gobierno andaluz, Ayuntamientos y el Gobierno central tenemos que ser capaces de hacer accesibles todas y cada una de las materias que afectan a las personas con discapacidad; no solo tenemos que eliminar las barreras físicas, sino también las intelectuales, porque son las verdaderamente complicadas de erradicar por completo”, aseveró.

El presidente del CERMI Andalucía recordó que las leyes hay que hacerlas para las personas con discapacidad pero sobre todo “contando con las propias personas con discapacidad”.

FORMACIÓN Y EMPLEO

José Manuel Porras recalcó la importancia de que en la ley se establezca la reserva de un cupo no inferior al 10% del número de plazas para personas con discapacidad en las ofertas de empleo público y las bolsas de trabajo temporal, y que como novedad se reserve específicamente el 1% para personas con enfermedad mental.

También, en este sentido, el presidente del CERMI Andalucía mostró satisfacción porque en los cursos de formación para el empleo, organizados por la Administración de la Junta de Andalucía, se haya aumentado el cupo de reserva del 3% al 5%, y que también se vaya a reservar, al menos, el 5% de plazas para personas con discapacidad en el conjunto del Programa de Escuelas Taller, Casas de Oficio y Talleres de Empleo.

Por otro lado, hizo alusión al Plan específico que contempla la norma para las mujeres y niñas con discapacidad, que pone el acento en una serie de medidas que van encaminadas a acabar con la violencia de género.

En relación con la atención infantil temprana, José Manuel Porras recordó que en Andalucía ya se han dado “pasos de gigante”; “en un primer momento con el decreto, y ahora con una ley específica que ya está en el Parlamento”. De hecho, desde el CERMI Estatal se está trabajando precisamente en estos momentos para que tengamos una ley de atención temprana “universal y gratuita”, dijo. Para el presidente del CERMI Andalucía, una buena atención temprana es básica, ya que son “los cimientos de una persona”.

Finalmente, quiso subrayar José Manuel Porras que la Junta ya está ultimando el decreto que regulará el concierto social y que va a permitir que las entidades de iniciativa social tengan prioridad en la gestión de los servicios sociales. Así pues, recordó que, en igualdad de condiciones, las administraciones públicas priorizarán la colaboración con las entidades de iniciativa social, como son las entidades sin ánimo de lucro, en la prestación de los servicios que estás proporcionan, entre otros, al colectivo de personas con discapacidad.
El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía) saluda el convenio que a principios del mes de agosto firmaron la Consejería de Salud y la Asociación Andaluza de Epilepsia (Ápice), entidad miembro del CERMI Andalucía, en el que se comprometían a colaborar para mejorar la salud de las personas que viven con esta enfermedad crónica de carácter neurológico y que afecta a personas de todas las edades, si bien se incrementa en los mayores de 65 años.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, y la presidenta de la Asociación Ápice, Rosario Cantera, firmaron este convenio para el desarrollo conjunto de una estrategia de 'Actuación, Estudio e Investigación frente a la enfermedad de epilepsia' dirigida específicamente a mejorar el diagnóstico precoz y la atención integral tanto de los afectados como de sus cuidadores en el marco de la 'Estrategia de atención a la cronicidad y del Plan Andaluz de Atención a las Personas con Enfermedades Crónicas'.

Marina Álvarez destacó en rueda de prensa que la firma del convenio, con una vigencia inicial de cuatro años prorrogables, pone de manifiesto "el compromiso de la comunidad andaluza con el trabajo colaborativo que venimos desarrollando con Ápice para una atención integral y de calidad a las personas que viven con epilepsia en Andalucía".

Por otro lado, resaltó que este convenio continuará impulsando estrategias de sensibilización para visibilizar la enfermedad y así evitar estigmas y discriminación; la investigación científica en este ámbito; y un marco de colaboración estable con la Asociación Andaluza de Epilepsia para desarrollar actuaciones dirigidas a estos fines.

La consejera agradeció la "importante labor" que la Asociación Ápice viene realizando desde su nacimiento, resaltando su trayectoria de atención a este colectivo y en defensa para la integración social de todas las personas con epilepsia, prestando ayuda a los afectados y familiares, promoviendo el conocimiento, la aceptación, la igualdad de oportunidades y la inclusión social, en colaboración con profesionales y asociaciones.

Con la firma del acuerdo, se pretende lograr diferentes objetivos como son establecer una estrategia de información y de formación entre los profesionales del ámbito sanitario y asociativo para facilitar un diagnóstico precoz de esta enfermedad. Además, se plantea ofrecer una atención integral a los afectados en el marco de la atención a la cronicidad y de la estrategia andaluza de atención a las personas con enfermedades crónicas.

NUEVAS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN Y MÁS CONOCIMIENTO SOCIAL

Por otra parte, el convenio promoverá e impulsará líneas de investigación en el ámbito de esta enfermedad y fomentará su conocimiento social para lograr una mayor sensibilización, con el fin de evitar el aislamiento de estos enfermos y de las personas cuidadoras, ya que "uno de los problemas más importantes que se presentan ante el diagnóstico de la epilepsia es la discriminación y la estigmatización social que rodea esta enfermedad, como consecuencia de la falta de información y los estereotipos", aseguró la titular andaluza de Salud.

En esta línea, el acuerdo se propone también dar un impulso y favorecer las relaciones y apoyo mutuo entre el movimiento asociativo y los servicios sanitarios, "como elementos clave para el soporte de las personas afectadas y sus familias". Para cumplir las actuaciones que se acuerden en este marco, la Consejería de Salud se compromete a que los distintos programas, actuaciones y medidas que se incluyan en las propuestas de actuaciones conjuntas cuenten con la financiación adecuada así como a realizar la supervisión de su calidad científico-técnica.

Por su parte, la Asociación Ápice se compromete a consolidar e impulsar el movimiento y el tejido asociativo, así como la calidad de sus servicios, manteniendo actualizado el Censo de Asociaciones de Familiares y facilitando el intercambio de información entre ellas. Además, la Asociación colaborará en la planificación de las actividades que se pacten y se encargará de la ejecución de las mismas, apoyándose y coordinándose con los servicios públicos que las prestan.
El pasado miércoles el Parlamento andaluz aprobó la nueva Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía, en cuyo articulado el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía), junto a sus entidades miembros, ha tenido un papel fundamental de interlocutor para incorporar reivindicaciones clave de las personas con discapacidad en Andalucía.

Entre los logros alcanzados, CERMI Andalucía celebra la inclusión, en su articulado, de una mención específica a las desigualdades existentes basadas en el género y al reconocimiento de las mayores dificultades, por este motivo, que afrontan las niñas y mujeres con discapacidad.

En este sentido, resulta relevante la obligatoriedad de introducir medidas específicas para garantizar la accesibilidad a los servicios y recursos en materia de prevención, detección y atención a mujeres en situación de violencia de género en las políticas y programas que se desarrollen desde la administración pública, reconociendo así la vulnerabilidad de las niñas y mujeres con discapacidad frente a la violencia de género. La accesibilidad del teléfono de información a la mujer para las mujeres sordas se convierte, con ello, en un derecho.

Entre otros avances, la nueva Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía incorpora la obligatoriedad de recoger datos estadísticos de violencia de género hacia mujeres con discapacidad, así como también de las hijas e hijos nacidos con discapacidad como consecuencia de la violencia durante el embarazo.

Además, la nueva Ley instaura los Planes de acción integral para mujeres con discapacidad como la herramienta clave para la reducción de las desigualdades de género. CERMI Andalucía apostó desde el principio por esta medida de acción positiva, que ya se había desarrollado en nuestra comunidad autónoma entre los años 2007-2013, con algunos resultados interesantes. Así pues, CERMI Andalucía confía en que desde el Gobierno andaluz se mantendrá el diálogo y la colaboración con nuestra entidad, como plataforma representativa de las personas con discapacidad, en el diseño, ejecución y evaluación de estos planes de acción, necesariamente transversales a todas las consejerías y sus políticas, con medidas específicas.

En el compromiso de CERMI Andalucía por hacer realidad en todas sus políticas el enfoque de derechos y de género que emana de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, esta entidad confía en continuar avanzando hacia la plena igualdad entre mujeres y hombres con discapacidad, eliminando las brechas que las niñas y mujeres con discapacidad encuentran respecto al resto de población con y sin discapacidad en la comunidad autónoma.
El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía) celebra que ayer miércoles el Pleno del Parlamento andaluz aprobara la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad. Las entidades miembros del CERMI Andalucía han mostrado su satisfacción por el hecho de que la ley recoja sus reivindicaciones.

La nueva Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad, que sustituye a la Ley 1/1999, quedaba aprobada con el voto en contra del PP-A, la abstención de IULV-CA y el respaldo del PSOE-A, Podemos y Ciudadanos.

CERMI Andalucía valora que la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad se adecúe a la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, texto ratificado por España a finales de 2007.

El Grupo Parlamentario Socialista ya presentó el pasado martes el proyecto de Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad a las entidades del sector en una Jornada de Parlamento Abierto a la que asistió una nutrida representación de las entidades miembros del CERMI Andalucía. De igual modo, una amplia delegación del CERMI Andalucía, encabezada por su presidente, José Manuel Porras, estuvo presente este miércoles durante la aprobación de la ley en el Parlamento.

La norma cuenta con una memoria económica de 1.300 millones anuales y tiene como objetivo seguir mejorando la inclusión social de un colectivo, el que constituyen las personas con discapacidad, que representa en Andalucía a más de 720.000 personas (en torno al 10% de la población).

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, destacó que en la elaboración del texto han participado las entidades pertenecientes al Consejo Andaluz de Atención a las Personas con Discapacidad, como es el CERMI Andalucía, así como las organizaciones y asociaciones relacionadas con el sector de la discapacidad en la Comunidad Autónoma. Además, durante el trámite parlamentario ha contado con la participación y ha sido debatida por agentes económicos y sociales, entidades y organizaciones públicas y privadas, así como los grupos políticos, que han presentado más de 400 aportaciones.

En el ámbito formativo y del empleo, CERMI Andalucía valora que para las ofertas de empleo público y las bolsas de trabajo temporal se establezca la reserva de un cupo no inferior al 10% del número de plazas para personas con discapacidad, y que como novedad se reserve específicamente el 1% para personas con enfermedad mental. Mientras, CERMI Andalucía ha mostrado su satisfacción porque en los cursos de formación para el empleo, organizados por la Administración de la Junta de Andalucía, se aumente el cupo de reserva del 3% al 5%. Asimismo, se reservará al menos el 5% de plazas para personas con discapacidad en el conjunto del Programa de Escuelas Taller, Casas de Oficio y Talleres de Empleo.

Con objeto de lograr la plena inclusión social, CERMI Andalucía considera muy positivamente que la ley destaque la elaboración de planes de acción integral para las personas con discapacidad en general y para las mujeres, así como otro de empleo para el colectivo.

En el área educativa, se hace referencia a la prohibición expresa a los centros docentes públicos o privados de denegar el acceso a sus servicios y actividades a los alumnos o demás miembros de la comunidad educativa con discapacidad. Mientras, las universidades andaluzas deberán elaborar un censo del alumnado con discapacidad y aprobar un plan especial de accesibilidad, así como disponer de una unidad o servicio de atención o apoyo a la discapacidad. Las universidades andaluzas estarán representadas en el Consejo Andaluz de Atención a las Personas con Discapacidad.

También prevé el derecho a la atención infantil temprana para los menores de seis años mediante acciones coordinadas con los servicios sociales, sanitarios y educativos, así como a una educación inclusiva, permanente y de calidad.

Igualmente se reconoce de manera específica el derecho de las personas con discapacidad en situación de dependencia a la asistencia personal para poder llevar una vida independiente.

Por su parte, en materia de comunicación, imagen y publicidad, el Consejo Audiovisual de Andalucía deberá elaborar anualmente un informe sobre el tratamiento de la imagen de las personas con discapacidad.

Por último, la ley tipifica las infracciones y las clasifica en leves, graves y muy graves, con sanciones que oscilan entre 301 euros y 1.000.000 de euros dependiendo de la calificación de la infracción.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía
(CERMI Andalucía) es la plataforma de representación, defensa y acción de las más de 700.000 personas con discapacidad que hay en Andalucía y de sus familias. Integran CERMI Andalucía: DOWN-Andalucía (Federación Andaluza de Asociaciones de Síndrome de Down), FAAS (Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas), PLENA INCLUSIÓN ANDALUCÍA (Confederación Andaluza de Organizaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual), FAISEM (Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental), FEAFES-Andalucía (Federación Andaluza de Familiares de Personas con Enfermedad Mental), FAPAS (Federación Andaluza de Familias de Personas Sordas), ASPACE-Andalucía, de la que es presidente José Manuel Porras, (Federación Andaluza de Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral y Afines), AUTISMO-Andalucía (Federación Andaluza de Padres con Hijos con Trastornos del Espectro Autista), ONCE, FANDACE (Federación Andaluza de Asociaciones de familiares y Afectados por Daño Cerebral Adquirido), FEDER (Federación Española de Enfermedades Raras), CODISA-PREDIF (Confederación de Entidades de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Andalucía) y ANDALUCÍA INCLUSIVA (Confederación Andaluza de Entidades de Personas con Discapacidad Física y Orgánica). Entidades vinculadas a CERMI-Andalucía: ÁPICE (Asociación Andaluza de Epilepsia), ACECA (Asociación de Centros Especiales de Empleo de Andalucía) y ACIME (Asociación de Guardias Civiles y Militares con Discapacidad).


El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía) es una entidad que, desde su constitución, ha estado comprometida con la calidad, ya que es requisito indispensable para el logro de sus objetivos estatutarios, que contemplan, entre otros, la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad, la conquista y el ejercicio de derechos.

Por ello, CERMI Andalucía decidió apostar con mayor fuerza para que su compromiso con la calidad no fuese solo una autoexigencia, sino un reconocimiento por parte de agentes externos acreditados. Por esta razón, se realizó una solicitud de certificación de calidad en el ámbito de Centros, unidades sanitarias y servicios sociales, a la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), que cuenta, a su vez, con los más altos estándares de calidad, certificados internacionalmente.

Después de más de un año trabajando en la detección y sistematización de procesos de calidad de la entidad, en el periodo de autoevaluación, el pasado mes de abril comenzó la fase de estabilización. Tras el cierre del proceso, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía ha resuelto reconocer el esfuerzo y la calidad de nuestro servicio, mediante la certificación avanzada.

Esta certificación es, por tanto, un reconocimiento a los planes y procesos de calidad desarrollados e implementados por el CERMI Andalucía.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía) se felicita por este logro, que es fruto de la labor de todo el equipo político, técnico y de las personas usuarias, y anima a otras organizaciones del sector a emprender este proceso, que solo redunda en la mejora de la calidad del trabajo, de las relaciones en el puesto de trabajo y de los servicios que se ofrecen.


La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha reunido este viernes en el Palacio de San Telmo con los representantes de la Mesa del Tercer Sector en la comunidad autónoma, de la que el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (CERMI Andalucía) es miembro.

El presidente del CERMI Andalucía, José Manuel Porras; el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, y Carmen Moreno, de FEDER, han asistido a esta reunión que se enmarca dentro de la ronda de contactos que mantiene el Ejecutivo andaluz con los agentes sociales y económicos en la búsqueda de un posicionamiento común de Andalucía en la reforma del modelo de financiación autonómica.

El presidente de la Mesa del Tercer Sector de Andalucía, Manuel Sánchez Montero, ha coincidido con Susana Díaz en la importancia de "trabajar conjuntamente", Tercer Sector y el Gobierno, en la consecución de una financiación justa para nuestra comunidad autónoma, "la más desfavorecida del conjunto del Estado español", ha dicho.

Manuel Sánchez ha trasladado a Susana Díaz la "delicada situación" que atraviesan las organizaciones del Tercer Sector en la comunidad, a la vez que ha advertido de la necesidad que hay de alcanzar la financiación que corresponde a Andalucía, para poder defender con garantías a las personas más vulnerables, a las que representamos.

Por tanto, los representantes de la Mesa del Tercer Sector de Andalucía han mostrado su apoyo al Gobierno andaluz para alcanzar un acuerdo amplio sobre financiación que permita poder mantener los servicios que prestan.

El presidente de la Mesa del Tercer Sector de Andalucía ha terminado su intervención posterior a la reunión con la presidenta de la Junta afirmando que "necesitamos el apoyo económico de la Administración andaluza, porque los fondos propios están muy mermados".

Por su parte, el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, ha señalado la "fuerte sintonía" que existe entre el Tercer Sector y el Gobierno, ya que "todos convergemos en la misma idea de que la financiación es el punto de partida para una sociedad que promueve la igualdad".

La Mesa del Tercer Sector de Andalucía fue constituida en 2012
y está presidida por Manuel Sánchez Montero, e integrada, entre otras organizaciones, por el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad en Andalucía (CERMI-Andalucía); la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A); la Plataforma Andaluza de Voluntariado; Cáritas; Cruz Roja Española y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) en Andalucía.
El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha animado a la ciudadanía a que denuncie los casos de falta de accesibilidad de aplicaciones móviles y redes sociales, puesto que cada vez más, se hace necesario el uso de estas herramientas para acceder a la información o realizar gestiones.

Esta petición se enmarca en la campaña ‘Horizonte Accesibilidad 4 diciembre 2017’ que el CERMI ha puesto en marcha para todo el año, con el fin de denunciar cada mes situaciones discriminatorias por falta de accesibilidad universal en distintos ámbitos, entornos, productos y servicios, que pongan barreras a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad. El nombre de la campaña alude al plazo legal que España se dio en 2003 con la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social para que todos estos elementos fueran accesibles.

La plataforma representativa de la discapacidad en España hace hincapié en la creciente importancia de las nuevas tecnologías a la hora de acceder a la información, poder realizar gestiones o establecer comunicación con otras personas. Por ello, la falta de accesibilidad en este ámbito fomenta la exclusión de determinadas personas con discapacidad que encuentran dificultades a la hora de usar aplicaciones móviles y redes sociales.

Este es el caso, por ejemplo, de las personas sordas cuando necesitan utilizar una aplicación que requiere de escuchar sonidos sin ofrecerle ninguna otra posibilidad, o el de las personas ciegas, cuando se enfrentan a aplicaciones móviles o a redes sociales que no están preparadas para que el revisor de pantalla verbalice el contenido.

Todavía hay redes sociales que siguen presentando barreras para las personas con discapacidad, al no estar concebidas y proyectadas con arreglo a parámetros de diseño universal, aunque se pueden realizar una serie de ajustes que corrigen en buena medida estas deficiencias. Por ello, el CERMI exige a las organizaciones, empresas y administraciones titulares de redes sociales que estas sean plenamente accesibles para las personas con discapacidad, ya que además, les permite llegar también a este sector de la población.

ACCESIBILIDAD COGNITIVA

Como ya hiciera en el mes de agosto, el CERMI pide también a la ciudadanía que durante septiembre denuncie aquellas situaciones en las que encuentren problemas de accesibilidad cognitiva en documentos públicos y otros ámbitos.

El CERMI ha denunciado en numerosas ocasiones que el plazo del 4 de diciembre se va a incumplir, ya que quedan solamente tres meses para que se subsanen todos los problemas de accesibilidad que siguen existiendo en múltiples ámbitos. Eso sí, ha pedido que se use la cercanía de la fecha tope del 4 de diciembre de este ejercicio para acelerar la puesta en marcha de acciones para ir eliminando barreras arquitectónicas que además de dificultar el día a día de las personas con discapacidad, vulneran la Convención de Naciones Unidas de los derechos de este grupo social, que fue aprobada hace una década.

Con esta información, debidamente ordenada, se llevarán a cabo informes sobre el estado de la accesibilidad en esos ámbitos, elevándose a las autoridades competentes, a la opinión pública y a los medios de comunicación, con el fin de que se pongan en marcha los procedimientos sancionadores pertinentes y se incremente la toma de conciencia por parte de toda la sociedad.

La ciudadanía puede presentar sus quejas a través de la página de Facebook diseñada para la campaña (https://www.facebook.com/Horizonte.Accesibilidad.4.12.2017/), por medio de Twitter en el perfil (@H_Accesibilidad) y enviando un correo electrónico a la dirección Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Galería de imágenes